Golpeó a su pareja y la obligó a correr desnuda por el campo mientras la filmaba

El sujeto utilizó una caña de pescar para golpearla mientras la víctima corría. La joven fue rescatada por su padre. Conocé todos los detalles.

Un hecho repudiable conmocionó a la ciudad de Las Colonias en Santa Fe. Es que un hombre de 41 años quedó detenido tras pegarle a su pareja con una caña de pescar y obligarla a correr por el campo sin ropa.

El agresor fue identificado como Andrés Roberto Sánchez, quien según denunció la mujer, comenzó con las agresiones mientras circulaban en el auto en horas de la noche. El sujeto la obligó a bajarse del vehículo y a caminar desnuda delante de él con los faros del auto encendidos. Al mismo tiempo, él la filmaba y la golpeaba con la caña de pescar.

La víctima relató que luego la obligó a subir nuevamente al auto, momento en el que ella aprovechó para tomar su celular y escapar en la oscuridad. Consiguió refugiarse en una acequia y comunicarse con su padre para que fuera a rescatarla.

No conforme con la agresión que le había propinado, horas después Sánchez le envió las aberrantes fotos y videos que le había tomado, junto con una amenaza.

Los aberrantes detalles de la agresión

Todo sucedió en la madrugada del viernes 16 de abril. Tras la denuncia, el fiscal Alejandro Benítez solicitó la detención de Sánchez.

Todo lo ocurrido fue en un evidente contexto de violencia de género y en el marco de una relación de pareja marcada por celos, agresiones físicas, improperios verbales, recriminaciones ofensivas y sin sentido que afectaron la libertad, dignidad, integridad física y psíquica de la mujer”, había explicado el fiscal a los medios.

La fiscalía calificó la causa como “lesiones leves dolorosas calificadas por el vínculo y amenazas, cometidas en un contexto de violencia de género”. El pasado fin de semana, el agresor fue llevado ante Tribunales y la jueza Susana Luna ordenó su prisión preventiva.

La defensa de Sánchez pidió medidas alternativas a la prisión preventiva como libertad bajo promesa o prohibición de acercamiento a cambio de una caución real de $400 mil.