Joven bioingeniero creó un bipedestador para niños con funciones motoras reducidas

Alejandro Bisi, un joven bioingeniero de 30 años, ganó el premio Joven Empresario Entrerriano al crear un bipedestador motorizado destinado a niños y niñas de 0 a 14 años con funciones motoras reducidas.

Junto a un equipo conformado por otros siete profesionales, Bisi creó Bipmov, un dispositivo motorizado que ya fue autorizado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

Cómo surgió la iniciativa

La idea surgió “cuando conocí a Facu, el hijo de una docente de la Facultad en Oro Verde, que a sus 18 meses de vida fue diagnosticado con atrofia muscular espinal de segundo grado”, detalló.

Allí comenzó a “crearle varios equipos, uno muy similar a los bipedestadores que se consiguen en el mercado, pero son estáticos; cumplen con la función pero a ningún niño le gusta estar ahí, lloran y se angustian muchísimo y es muy estresante para la familia”, expresó.

“Luego le creamos un auto eléctrico manejado por un joystick y después convenimos esos dos proyectos en este bipedestador motorizado”, agregó.

El segundo equipo creado fue donado al hospital de Pergamino y otros a familias de Rosario y de diferentes puntos del país, que comenzaron a viralizarlo.

“Por eso, conformamos un equipo de trabajo que fue creciendo rápido y que no se sumaron por lo económico, sino por el propósito de ayudar y de ver a niños felices”, resaltó Bisi.

“Lo importante es dar a conocer lo que están haciendo”

El CEO de GiveMove, la empresa que construye los equipos, recordó que quedó seleccionada por el Ministerio de Producción y el Invap para participar del Emprende ConCiencia, un programa que acelera proyectos tecnológicos de impacto social y “ayudó muchísimo con capacitaciones pero también con la visibilidad”.

Además, hace poco ganó el premio con la evaluación de un jurado especialista y la votación popular en redes sociales, y competirán en el Premio nacional con el objetivo de “ganar visibilidad, que la gente conozca el equipo”.

“Lo importante no es competir sino dar a conocer que hay un grupo de pibes del interior del país que están haciendo algo diferente para ayudar a muchos niños y niñas, y que busca seguir cambiando vidas también a adultos, porque estamos fabricando la primera versión”, mencionó.

Por otra parte, aseguró que “la expresión de los niños al usarlo es una gran inyección para seguir dando respuesta a todas las familias que lo requieran”, quienes “pueden comunicarse a través de las redes sociales de la empresa Give Move o por www.givemove.com”.

“A partir de ahí realizamos videollamadas, si se puede se realizan visitas para probar equipos y se evalúa con el personal de cabecera de familia para hacer el pedido a la obra social, que lo están cubriendo”, concluyó Bisi.

Fuente: Télam