Tras el caso de Emmita, otra beba necesita el medicamento más caro de mundo

Cala Manelli tiene 2 meses y necesita recibir el Zolgensma para tratar su Atrofia Muscular Espinal, el medicamento que cuesta U$S2,5 millones. El caso es similiar al de Emmita, la beba por la cual se hizo una exitosa campaña.

Los familiares de Cala Manelli, de la localidad bonaerense de Rojas, iniciaron una campaña a través de las redes sociales para conseguir el medicamento de 2,5 millones de dólares. Los médicos aconsejan que la niña lo reciba antes de los cinco meses.

“Yo creo que vamos a llegar, estamos convencidos como grupo de amigos que vamos a llegar a agosto con los 300 millones de pesos que necesitamos”, indicó la amiga de la mamá de la pequeña.

La pequeña Cala Manelli tiene dos meses, vive en la localidad bonaerense de Rojas y padece Atrofia Muscular Espinal (AME) Tipo 1.

Su familia y la comunidad comenzaron una movida solidaria para recaudar los 2,5 millones de dólares que se necesitan para poder comprar el “medicamento más caro del mundo”, que permitirá darle a Cala una mejor calidad de vida.

Quienes impulsan la iniciativa señalaron que si un millón y medio de personas colaboran con 300 pesos se llegaría al objetivo. Para donar y ayudar a Cala, se puede realizar depósito bancario o transferencia por Mercado Pago.

El caso de Cala es similar al de Emmita, la niña chaqueña que logró acceder a la medicación tras la colecta realizada por el influencer Santiago Maratea.

Johanna Benitez es amiga de la mamá de Cala y en diálogo con un diario local contó que “el diagnóstico llegó hace 10 días” y que la niña “ya tiene una sonda porque no se puede seguir alimentando del pecho, debido a que no logra succionar porque perdió tonicidad en la musculatura de la boca”.

En tanto, los médicos aseguraron que es necesario que a Cala se le aplique el medicamento Zolgensma antes de los cinco meses, para no llegar con un deterioro tan grande y poder tener una perspectiva de calidad de vida mejor.

“Este medicamento es ya, porque es todo músculo, nervio, todo lo neuronal que se le muera a la criatura antes que se le coloque el medicamento es irreversible, no vuelve”, precisó Benitez, y añadió: “No queremos que llegue con respirador porque es una situación muy grave”.

“Yo creo que vamos a llegar, estamos convencidos como grupo de amigos que vamos a llegar a agosto con los 300 millones de pesos que necesitamos”, indicó esperanzada Johana. “Creemos que los argentinos son solidarios y que vamos a llegar”, apuntó.