Mal estado de los caminos, escasas fuentes laborales, falta de Centros de Salud, accesos cada vez más complicados a los servicios básicos, entre otros factores, han generado las últimas décadas una fuerte emigración del campo a la ciudad.

Y ello se manifiesta en las escuelitas rurales: cada vez con menos alumnos, muchas han tenido que cerrar los últimos años por falta de matrícula.

Hoy por hoy, permanecen cerrados transitoriamente 55 establecimientos educativos rurales: 54 primarios y 1 secundario. Así pudo corroborarlo el sitio Análisis Digital.

El censo confirma la falta de familias en la zona rural: a principio del Siglo XX, vivía en el campo entrerriano el 60 por ciento de la población. Actualmente, sólo el 14%.

El número de escuelas rurales cerradas no es fijo, ya que varía constantemente. La escuela permanece abierta si hay al menos un solo alumno en la zona. Cuando ya no queda nadie, el establecimiento se cierra, aunque no definitivamente. En caso que lleguen familias al lugar, la escuela se reabre.

De mayor a menor

¿Cuáles son las zonas donde más repercute el cierre de escuelas rurales?

Los departamentos entrerrianos que poseen siete escuelas rurales cerradas cada uno son Colón y La Paz.

Entre tres y seis establecimientos educativos sin matrícula figuran los departamentos Islas, Paraná, Uruguay, Victoria, Villaguay, Federal y Gualeguay.

Los que poseen dos establecimientos cerrados son Feliciano, Nogoyá, San Salvador y Tala

Finalmente, los departamentos con un establecimiento que permanece con aulas vacías son Concordia, Diamante, Federación y Gualeguaychú.

Fuente: Análisis Digital